Soy eyaculador precoz ¿Y ahora qué?

soy eyaculador precoz

La eyaculación prematura es un problema muy habitual en el hombre. Afortunadamente esta disfunción tiene soluciones. La eyaculación precoz puede estar motivada por varios factores. Una educación sexual incompleta, problemas relacionados con el estrés, o alguna enfermedad no conocida pueden provocar la incapacidad para controlar el flujo eyaculatorio.

Soy eyaculador precoz ¿Qué hacer?

Saber reconocer y aceptar un problema de eyaculación precoz es el primer paso para darle solución a esta disfunción. Antes de analizar las posibles causas psicológicas que pueden provocar una eyaculación rápida es recomendable hacer una visita al médico de familia para que analice nuestro estado de salud.

«Los estudios revelan que 1 de cada 3 hombres sufren eyaculación precoz ocasionalmente»

Si después de realizar las pertinentes pruebas y analíticas se determina que la salud del paciente es correcta se pueden explorar otras causas que expliquen la dificultad para controlar la eyaculación.

Existen dos tipos de Eyaculación Precoz

Eyaculación precoz primaria

Los estudios científicos sobre eyaculación precoz han determinado que hay dos tipos de disfunción diferentes. La eyaculación precoz primaria es la incapacidad para retrasar eyaculación desde las primeras experiencias sexuales. Se inicia en la adolescencia y se arrastra durante la época adulta.

Este tipo de disfunción está relacionado con una educación sexual deficiente en la primera etapa de exploración sexual del adolescente. Puede estar provocada por la aceleración para alcanzar el clímax en las primeras masturbaciones o por el sentimiento de culpa generado por estar considerada como una práctica pecaminosa en las educaciones más religiosas.

Eyaculación precoz secundaria

La eyaculación precoz secundaria puede aparecer en cualquier momento de la edad adulta y puede responder a algún problema físico o psicológico. El estrés y la ansiedad, o la falta de autoestima a la hora de mantener relaciones sexuales pueden ser las causantes de la aparición de la eyaculación precoz secundaria.

Posibles soluciones a la eyaculación prematura

Una vez identificado y aceptado el problema ya se puede trabajar para ponerle remedio. Es indispensable abandonar cualquier tipo de miedo o vergüenza para poder superar esta disfunción.

  1. Remedios naturales para la eyaculación precoz
  2. Ejercicios para evitar la eyaculación precoz masculina
  3. MYHIXEL el método revolucionario para solucionar la eyaculación precoz

Hay que tener en cuenta que la eyaculación precoz puede afectar también a la pareja. La eyaculación precoz puede reducir el deseo sexual y con ello generar un sentimiento de culpa o de baja estima en la compañera sexual. Afrontando juntos el problema se llega antes a la solución y se mejora la calidad de las relaciones.

Ejercicios de Kegel

La eyaculación precoz se produce por la incapacidad de controlar los músculos implicados en la liberación de los fluidos. Con la realización de ejercicios de Kegel se consiguen reforzar el músculo pubocoxígeo. Puedes leer más aquí sobre los ejercicios de Kegel.

Este músculo es que utilizan los hombres para cortar el flujo de orina a voluntad. Los ejercicios de Kegel son un programa de entrenamiento por fases muy similares a los de cualquier otro músculo del cuerpo humano.

Trabajar durante un tiempo con regularidad en estos ejercicios provoca el fortalecimiento de la musculatura encargada de regular el flujo eyaculatorio. Las personas que consiguen controlar el músculo pubocoxígeo tienen erecciones más duraderas y potentes.

Esto permite decidir el momento en el que se quiere eyacular durante una relación sexual. Requiere de un entrenamiento prolongado y mucha constancia, pero si se consigue puede producir un giro radical en la vida sexual de los que lo practiquen.

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on telegram
Telegram
Share on reddit
Reddit
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Artículos relacionados: